Te inventé, así

Te inventé, así
Te inventé así, otra vez confundido llenas mis noches de sueños y tintas, de hojas vacías te inventé así. Él no sabía que tenía alas de mil mariposas fugaces, con los ojos llenos de música, su piel es una partitura donde las notas bailan solas. Lleva la piel como promesa de sabores dormidos su voz […]
Caricias la viento

Caricias al viento

Caricias al viento
Sus cabellos se agitaban encendidos entre los dedos, danzando al compás de dulces gemidos… cobraban vida. Surgían furiosos revueltos en oleadas de placer, se enredaban como serpientes venenosas, llovían sobre su rostro, que esbozaba una mueca retorcida, un intento de sonrisa a veces maliciosa. Con el rostro cubierto de serpientes, ella entrecerró los ojos y […]

Si a veces, fui yo

Si a veces, fui yo
Llévame al comienzo de nuestras historias, llévame al mundo imaginario, que sólo a nosotros nos pertenece. Cuando me hablas de sueños aún por soñar. háblame, como si fueras letras caprichosas llenas de luz, deslúmbrame. Háblame, y dime si a veces fui yo. Háblame, cuando las estrellas te cuentan los suspiros. háblame, cuando la noche se […]

Cúlpame

Cúlpame
Una crónica de amor anunciada y ya escrita. Cúlpame, por no atreverme a más, y dar ese primer paso si con mis letras te ilusioné. Cúlpame, por mis espacios en blanco. Cúlpame, por no haberlo intentado por mis páginas vacías… por los sueños enterrados, por las promesas no escritas. Por no vivirte y descubrirte, por […]

Cuando mi sueño, sea tu sueño

Cuando mi sueño, sea tu sueño
Aún cuando todo pase, aún cuando el tiempo se detenga los ecos de tu voz, tu presencia lo que eres; siempre estarán en mí. Cuando mi sueño sea tu sueño, cuando camines tomado de mi mano cuando lloren las estrellas, cuando tu silencio me alcance hasta entonces. Cuando la noche se vista de recuerdos y […]

Deseos furiosos

Deseos furiosos
Tiene la mirada perdida en el horizonte de su espalda, con los labios bordeando sus deseos bebe de ella, enredaba sus dedos entre las sábanas, únicos testigos de sus batallas ganadas. Besándose, probándose la piel, húmeda sudorosa, viva… los murmullos se filtraban por las ventanas, apenas iluminados por mustias bocanadas de luz, se miraban con […]

Un amor para Nereida

Un amor para Nereida
Y el duende se acurrucó entre los arbustos, escondido como siempre entre el río y el árbol. Esperaba… Nadie sabía lo que esperaba… esperaba a que llegara Nereida, aquella hada que una vez llegó del mar, y que se enamoró de la tierra, quedándose a vivir en el bosque. Aquella hada que encantó su mirada […]